Ultimos post
  • Big Sur
ir al Blog
Newsletter con sorpresa

¿Dondé Estamos?

Viajamos . Escribimos . Fotografiamos

Haz click en la foto para saber en qué lugar del mundo estamos :)
Instagram

El viaje en imágenes

Echa un vistazo a nuestro instagram, es donde narramos el viaje (casi) en tiempo real

¿Que aprendimos de Marruecos? (Datos útiles para viajeros)

9 junio, 2015.Miguel.0 Likes.0 Comments

Marruecos nos viene a la mente como un país desconocido, pero en muchas cosas nos parecemos bastante. Fuera prejuicios y vamos a recorrer uno de los países más impactantes de los que hemos visitado.

[wc_divider style=”solid” line=”single” margin_top=”” margin_bottom=””]

 Una de las principales razones que tuvimos para abrir el Blog, fue la posibilidad de poder compartir con todos aquellos que quieran acercarse por nuestra página, nuestras experiencias en la organización de un viaje alrededor del mundo. También queríamos acercar a todos aquellos que no viajan mucho por falta de tiempo o dinero una forma de viajar alternativa, para todos los bolsillos y que no siempre tiene porque ser al otro lado del mundo.

Con este afán hemos trabajado para que nuestros artículos sean accesibles a todo el mundo, y todos los viajes o actividades de las que os hablamos en el blog sean realizables para cualquier persona que tenga las ganas de llevarlas a cabo.

Os cuento esto porque hoy os voy a dar una serie de tips (consejos útiles) para el día a día en Marrakech, basados en nuestra experiencia allí y no en lo leído en cualquier lugar o escuchado de otras personas.

[justified_image_grid preset=10 row_height=350 ng_gallery=2]

Cuando decidimos ir a Marruecos, siendo completamente sincero, sentí una punzada de temor. El miedo a muchas cosas que te recorre la espina dorsal y te paraliza. Y pensaréis ¿miedo porque?.

Marruecos es un país de Africa, casi somos vecinos y compartimos muchas mas cosas de las que creemos. Si, todo esto es verdad, pero es una cultura árabe, esta en otro continente que no es Europa y del cual no había salido en mi vida.

Para un viajero experimentado esto no supone sino otra oportunidad de aventura más, para alguien como yo que estoy intentando convertirme en ese tipo de viajero supone una oportunidad para superar miedos y prejuicios lastrados durante toda una vida.

¿Y qué es lo mejor cuando tienes miedo a lo desconocido? Conocer. Así que me puse a buscar información de todo tipo sobre Marrakech y Marruecos en general, encontré muchos artículos útiles, otros no tanto y algunos incluso parecía que hablaban de oídas. Así que pensé  que cuando volviese de allí, escribiría un artículo que pudiese ayudar a viajeros como yo, con consejos que pudiese dar en primera persona y basados totalmente en mi experiencia.

No penséis después de todo lo que os he contado que Marrakech es una ciudad difícil o peligrosa en algún sentido (como lo puede ser cualquier ciudad), pero si hay que tener en cuenta que es una cultura árabe y eso nos lleva a todos los prejuicios y lastres que llevaba en mi mente sobre la cultura árabe y los árabes en general.

Mi primer viaje fuera del Continente Europeo, y mi primera vez en Marruecos, os puedo decir que fue un viaje en todos los sentidos de la palabra, vi el atardecer más largo del mundo,pude saber como es una cultura totalmente diferente a la mía y a la que me estoy acostumbrado a ver en el día a día y un aprendizaje personal por lo que supuso enfrentarme a mis miedos de “europeito” acomodado. Igual pensáis que estoy exagerando, pero bueno cada uno cuenta la película tal y como la vive y en mi caso así fue.

[wc_highlight color=”yellow”]Espero que estos consejos o “tips” que os voy a dar a continuación os puedan ser de utilidad y os sirvan si pensáis viajar a Marruecos próximamente o estáis pensando en hacerlo en un futuro. Os animo a ello muchísimo pero no sin antes echarle un vistazo a este artículo.[/wc_highlight]

[justified_image_grid preset=10 row_height=450 ng_gallery=3]

vueltaalatortilla_transporte

El primer choque que os encontrareis al llegar a Marrakech será nada más llegar a la salida del aeropuerto, y es como llegar hasta vuestro lugar de alojamiento o donde queráis ir en la ciudad. Si os pasa como a nosotros y llegas de madrugada, la única opción que tenéis es la de los taxis, y aquí si que tendrás que tragar con el precio que te impongan porque no hay otra forma de moverte  a esas horas.

A nosotros nos cobraron esa primera carrera en Marrakech 200dh (equivalen a unos 20) y fue la vez que más hemos pagado. Eso si el taxista fue todo amor y nos llevo hasta la mismísima puerta de nuestro hostal a pesar de que se tuvo que salir del taxi para acompañarnos porque había que callejear un poco.

Pero si llegáis a una hora más normal al aeropuerto a parte de los taxis también podrás coger un autobús de la línea 19 ( 25dh por persona) que te lleva hasta la plaza Jemmaa El Fna que es probablemente donde os dirijáis. 

Pero si no queréis pagar un precio excesivo por el taxi lo mejor, (y esto nos lo contó una persona de allí) es que no cojáis el taxi directamente en el aeropuerto, sino que salgáis a una rotonda que hay ya fuera del mismo y desde ahí podéis coger un taxi que os lleve al centro o a vuestro destino y acordar un precio más razonable.

Aprendida esta lección que parece lo más lógico el precio medio que puedes pagar por un taxi es entre 30dh y 50dh (3€ a 5€). Un precio más que razonable y asequible sobre todo si viajas con un presupuesto tan limitado como el que nosotros manejamos.

Y esto lo podéis aplicar en todos los sitios donde vayáis de Marrakech, es decir, coger los taxis lejos de las zonas  turísticas  para no tener que pagar como tal.

[justified_image_grid preset=10 ids=4060,4061,4062,4063 row_height=350]

vueltaaltorilla_comida

En general comer en Marrakech es bastante accesible de precio y la comida esta muy rica. Os voy a contar una anécdota que nos paso las dos primeras noches que pasamos en Marrakech.

Llegamos la primera noche exhaustos y con mucho hambre a nuestro hostal después de un día de pateo brutal. Nuestro alojamiento quedaba cerca de la Jemmaa el Fna que es un poco el centro de Marrakech, allí todas las noches abren unos puestecitos  de comida.

Nada más llegar no podíamos pensar en otra cosa que no fuese comer y no fuimos muy selectivos con el lugar que elegimos para cenar, así que el primer sitio que nos pareció un poco bien y nos gusto lo que ofrecían para cenar nos quedamos y comimos. El sitio no estaba mal y la comida estaba aceptable pero no quedamos del todo satisfechos.

Ya con el estomago lleno nos dimos una vuelta más detenidamente por los puestos de comida y observamos que había sitios que estaban llenos de turistas como el nuestro y sitios donde los únicos clientes eran los propios habitantes de la ciudad.

La noche siguiente decidimos ir al puesto donde comía los propios marroquíes, y la diferencia fue notable. No solo por la calidad de la comida, (un pescado espectacular) sino también para nuestro bolsillo ya que fue sensiblemente más económico(100dh para tres personas).

Y no solo estuvo bien por todo eso sino también porque la experiencia fue genial ya que la forma de hacer cola y de comer fue algo muy típico de allí. Os cuento. Al llegar al puesto en cuestión toda la zona de comidas estaba ocupada, pero vimos que la gente hacía cola justo detrás de los que estaban comiendo, después de observa un poco y ver cual era la dinámica que había que seguir, no pusimos a hacer cola detrás de una familia que estaba comiendo y cuando terminaron de cenar y desocuparon sus asientos allí que nos pusimos rápidamente y sin perder tiempo. ¡Bueno y comimos con las manos! (algo que pensé que no sería capaz en la vida).

En definitiva nuestro consejo es que allí donde come la gente del lugar al que vas sea probablemente donde la comida y el precio sea mejor. Quien mejor que la gente local para conocer su ciudad.

[justified_image_grid preset=10 row_height=350 ng_gallery=4]

vueltaalatortilla_alquilar

Si tenéis experiencia en alquilar coches en otros viajes ya sabréis cual es la dinámica a seguir en estos casos. Si no es así os voy a explicar como va en el caso de Marrakech. Nosotros reservamos un coche por internet en una página de alquiler de vehículos.

No fue nuestra mejor decisión porque las condiciones no estaban nada claras y cuando llegamos allí a recoger el coche, (aeropuerto de Marrakech) cual fue nuestra sorpresa al saber que el depósito que debíamos dejar era de 900€. Algo para nosotros impagable, mas que nada porque no disponíamos de tanto dinero en nuestra tarjeta de crédito.

Esto es importante porque en Marrakech las compañías de alquiler de coches no disponen de un seguro a todo riesgo que puedes contratar para olvidarte de problemas y no tener que dejar un depósito. Allí el seguro que va incluido es el de franquicia y nada más. Por tanto siempre hay que dejar un depósito que te retienen de tu tarjeta de crédito y cuyo importe depende de la propia compañía que contrates.

Dicho esto y pensando en que no podríamos alquilar un coche, nos dirigimos a la zona del aeropuerto donde están las oficinas de alquiler, a ver si podíamos apañar algo para no quedarnos sin nuestra salida al desierto. Hablamos con los principales como Hertz y Europcar… pero se nos salían completamente de nuestro presupuesto. A punto de tirar la toalla se nos acerco un señor para que le acompañaremos y nos llevo hasta su oficina, era la compañía Dollar Rent a Car, y nos explico el precio y las condiciones, mucho más acorde a nuestro presupuesto.

Al final conseguimos un coche para nuestra visita al desierto y por un precio que se ajustaba a nuestras posibilidades (150€ por tres días y un déposito de 300€ que recuperas al dejar el coche).

Con esto os digo que miréis y comprendáis bien las condiciones antes de que no se pueda dar marcha atrás, sobre todo con estas cosas, ya que pueden arruinar un viaje. Nosotros tuvimos suerte y pudimos encontrar en el último momento pero para estas cosas hay que ir preparado y bien informado y no dar por hecho nada. Ese fue nuestro principal error, pensar que las condiciones eran las mismas que en Europa, y por eso quiero que lo tengas en cuenta.

vueltaalatortilla_autoestopistas

Si vais en coche a algún lugar como nosotros verás que hay mucha gente que hace autostop en todas las carreteras de Marruecos. Esto ya es una opción de cada uno parar o no y depende del feeling de cada persona. Nosotros si llevamos a un beréber que encontramos en la Cordillera del Atlas, porque nos pillaba de camino y además hacia un calor sofocante y nos dio algo de pena el hombre parado en mitad de la carretera.

La verdad es que aprendimos un montón de cosas de Hasan ( que así se llamaba nuestro compañero de viaje), nos contó sobre su vida en el desierto, su familia, la situación del país, la diferencia entre los beréber, los nómadas y los beduinos. Sorprendentemente hablaba inglés, que tal y como nos contó aprendió de la gente de Médicos Sin Fronteras que fue a su pueblo.

Nos habló de como ha sido la forma de vivir de los marroquíes durante generaciones, basada en el comercio y el intercambio de mercancías. Gracias a esto pudimos entender mejor su forma de hacer dinero con los extranjeros, imaginaos la forma de vivir que tenían mezclado con el capitalismo loco que impera en todas partes, pues de esa mezcla sale esa forma tan agresiva que tienen para venderte cualquier cosa.

Al llegar a su destino nos llevó a tomar té con azafrán a la tienda de algún familiar o amigo (no me quedó claro este punto) y bueno como buen comerciante nos vendió un poco del té que habíamos probado (que estaba increíblemente bueno) y unos pañuelos para el desierto. También intento que cambiáramos de opinión sobre la parte del desierto que íbamos a visitar porque nos recomendaba otro sitio en el que el conocía a alguien que nos podía llevar. Pero bueno esa es la parte que menos me gusta de ellos, que siempre intentan venderte algo o hacer dinero de ti, pero tampoco hay que tomarlo a mal, es su forma de ser con los turistas o la gente que va de visita a su país.

Rehusamos amablemente su invitación a lo del desierto porque ya teníamos hablado con alguien y tampoco estábamos seguros de donde nos decía de ir, y sin más nos despedimos cordialmente y seguimos nuestro camino.

Para nosotros fue una gran experiencia el poder tratar con un beréber y conocer alguna de sus costumbres y maneras de vivir, pero ya digo que esta es nuestra experiencia y nosotros estuvimos muy cómodos. Eso es lo más importante, sentirte cómodo con lo que haces. Por eso ya esta en cada uno de vosotros el que hacer en estos casos.

[justified_image_grid preset=10 row_height=350 ng_gallery=5]

[wc_highlight color=”gray”]Y ya para terminar no quería despedirme sin dar un último consejo que me parece importante, y es saber decir que No, siempre con educación y sin agresividad, pero con firmeza cuando no quieres hacer algo o no estas del todo convencido de lo que te ofrecen o venden.[/wc_highlight]

En Marruecos en general y sobre todo en Marrakech en particular, hay que armarse de paciencia, porque constantemente están bombardeando e intentando venderte algo, no hay que tomárselo a mal es su forma de ganarse la vida, simplemente hay que decir que NO a aquello que no quieres sin más. Quizás es una forma un tanto agresiva pero nosotros no somos nadie para decirles cual es la forma de vivir o ganarse el pan, así que siempre desde el respeto pero con firmeza.

¿Has visto ya nuestro relato en Essaouira?

[wc_divider style=”solid” line=”single” margin_top=”” margin_bottom=””]

Nos interesa mucho saber que piensas :)

Vuelta a la tortilla Blog de viajes y cosas bonitas . Todas las fotos, ilustraciones y videos son hechas por nuestras propias manos. Si quieres utilizar alguna escríbenos, ayudemos a crear un mundo más amable :)