Ultimos post
  • Big Sur
ir al Blog
Newsletter con sorpresa

¿Dondé Estamos?

Viajamos . Escribimos . Fotografiamos

Haz click en la foto para saber en qué lugar del mundo estamos :)
Instagram

El viaje en imágenes

Echa un vistazo a nuestro instagram, es donde narramos el viaje (casi) en tiempo real

Vuelta al pasado: Cuevas monte del castillo

3 Marzo, 2015.Miguel.0 Likes.8 Comments

Imagínate dando un paseo por Puente Viesgo, un pueblecito de la provincia de Cantabria. Divisas un pequeño monte al que los lugareños llaman “Monte Castillo”. Te diriges con paso firme y decidido hacia allí. Subes hasta la cima y te quedas impresionado por las vistas tan increíbles que tienes. Hay una visión de 360º de todo el valle. Sin saber muy bien porque,tu mente comienza a divagar y se imagina que eres un hombre prehistórico que viaja con su tribu buscando un lugar donde establecerte. Como bien sabes necesitas un lugar que te brinde una visión bastante amplia en todas direcciones por el peligro de los depredadores. Y te planteas la posibilidad de establecerte allí, ya que el sitio es idóneo.

Despiertas de tu ensoñación y te quedas un rato en lo alto admirando el bello paisaje. Sientes que la mochila te pesa, aunque la caminata no ha sido nada exigente, y te la quitas. Tomas un buen trago de agua. De repente como si sintieras la llamada de algo ancestral te diriges hacia un costado de la pequeña montaña. Te encuentras como impulsado por un resorte en tu cabeza que se ha encendido y no puedes apagar. Llegas hasta un pequeño risco completamente lleno de vegetación. Como puedes te abres camino apartando las ramas y descubres una apertura en la roca. Tu primer pensamiento es de alarma, ya que podría ser la guarida de un animal salvaje, pero te tranquilizas, la tele te ha enseñado que debería haber marcas o huellas si de verdad viviese un animal. La verdad es que la zona parece totalmente virgen. Te relajas.

La apertura es bastante amplia, y decides echar un vistazo. Al principio la oscuridad no te permite ver nada, enciendes la linterna que llevas contigo siempre que sales de excursión. La luz no te permite ver cuanta profundidad tiene la cueva, parece como si la oscuridad abarcase todo a su alrededor. Curiosamente no sientes ningún miedo, al contrario, tienes una sensación de pertenencia al lugar, como si ese fuese el sitio en el que deberías estar.

Te adentras sin ningún titubeo explorando todo cuanto alcanzas a ver, que no es mucho. Al principio el frío de la cueva te pilla por sorpresa pero a medida que te adentras en el interior de la montaña la temperatura parece que se estabiliza hasta más o menos soportarlo. De repente piensas en lo bien que te vendrían una pieles ahora mismo, pero rápidamente lo rechazas ya que tú eres un defensor de los animales convencido.

Sigues caminado hacia lo desconocido, a pesar de los continuos resbalones y tropezones, nada parece detenerte. Por el rabillo de ojo algo llama tu atención, vuelves a pasar la linterna por la pared rocosa, pero no ves nada. Repasas detenidamente todo lo que te rodea, al principio no lo ves con claridad, pero tras un examen más exhaustivo, lo ves. Una figura de animal, pero no de uno cualquiera, sino de algo que ya no existe, UN MAMUT.

Vuelta al pasado: Cuevas monte del castillo 1

Mamut sobre roca

Te sientes incrédulo, crees que las sombras y los contornos de la pared te están jugando una mala pasada. Pero no es así, está perfectamente dibujado sobre la pared y cada vez puedes ver más detalles. Después de componer un poco tu ánimo decides seguir adelante.

Llegas hasta una estancia que parece bastante más grande que los pasadizos que has dejado atrás. Tus ojos se han acostumbrado un poco a la oscuridad pero aun así la linterna se te hace indispensable. Un pequeño hormigueo te recorre la espalda pensando que puedes ser la primera persona en muchísimo tiempo que pisa esa cueva. Sigues buscando a tu alrededor más evidencias como la que encontraste anteriormente pero no ves nada.

No te desanimas y sigues adelante. Sientes que si esa cueva es lo que tú crees, encontraras algo más por algún sitio, así que sigues buscando con más ahínco.

Llegas hasta un desnivel bastante pronunciado, y comienzas a bajar teniendo bastante cuidado ya que parece estar muy resbaladizo. Mientras bajas un mal apoyo te hace perder pie precipitándote aún más al fondo de la cueva. Un tremendo golpe te sorprende cuando llegas al suelo, pierdes la linterna, que en su caída y tras unas intermitencias se apaga. Estas completamente a oscuras y magullado. Por un momento te sorprende la oscuridad que te rodea, es algo que nunca antes habías experimentado. El corazón se te acelera y comienzas a temblar de pánico. Tu único pensamiento ahora mismo es que nunca saldrás de allí, nunca volverás a ver la luz del día y morirás allí solo y en la más completa oscuridad.

Pasado ese primer instante de miedo ancestral, consigues rehacerte un poco y palpas a tu alrededor para ver si eres capaz de encontrar tu querida linterna. Nada, es como si se la hubiese tragado la insondable oscuridad. Piensas rápidamente en una solución que te saque de este aprieto. Rebuscas en tus bolsillos y encuentras un mechero que no sabías que llevabas encima. Haces un repaso de todas las cosas que llevas encima y en la mejor manera de aprovecharlo ya que sabes que la luz del mechero por sí sola no te llevara a la salida.

Transcurrido un buen rato consigues improvisar una especie de antorcha rezando para que funcione y te pueda sacar de allí. Increíblemente funciona, pero el aspecto de la cueva ha cambiado completamente, la luz de la antorcha te permite ver de otra forma las paredes que te rodean.

Y de repente lo ves. No te lo puedes creer, pero ahí está desafiándote. El perfecto contorno de una mano humana dibujado en la pared. Quizás la caída, el golpe te estén jugando una mala pasada. Pero no es así. Lo que ves es cierto.

El tamaño es similar a la tuya. La forma no difiere mucho de tu mano, puede que más robusta, pero prácticamente igual. Diriges la luz por toda la pared y aparecen más manos sobre la roca, hay por lo menos 4 impresiones más.

Te das cuenta de que eres un privilegiado, porque probablemente seas el primer ser humano en miles de años que ves esto.

Vuelta al pasado: Cuevas monte del castillo 2

Mano sobre roca

Una de las cosas que siempre había querido visitar, son las cuevas de Altamira. Aún no he podido porque se encuentran cerradas al público. Pero existen otras opciones dentro de nuestra gran variedad cultural prehistórica.

Aprovechando nuestro viaje en coche por el norte de España, nos decidimos a visitar las cuevas de Monte Castillo. Situado en el pueblo de Puente Viesgo,  al sureste de Torrelavega dentro de la provincia de Cantabria.

Llegar hasta allí no fue nada difícil, en la página web de las cuevas esta todo bastante bien explicado y no tiene pérdida. Os recomendamos hacer una reserva previa de las entradas a través de los canales que os indican en la web, ya que las visitas son limitadas en número de gente y horario.

Vuelta al pasado: Cuevas monte del castillo 3

Hall de entrada

 

Dentro del recinto de Monte Castillo hay varias cuevas pero solo están abiertas al público El Castillo y Las Monedas. Nosotros solo visitamos la cueva de El Castillo por falta de tiempo pero si podéis visitar ambas, hacedlo.

Comments (8)

  • Mochileros Viajeros .4 Marzo, 2015.Responder

    ¡Vaya relato! Por momentos me he desplazado allí. Nosotros fuimos a visitar la réplica de las cuevas de Altamira. Lógicamente no es lo mismo, pero al menos te puedes llevar una idea aproximada. Quedan apuntadas estas cuevas para cuando vayamos a Cantabria. ¡Enhorabuena por el post!
    Un saludo!

    • (Autor) migueldisperso .6 Marzo, 2015.Responder

      Gracias mochileros!!!! Llevo desde pequeño queriendo ir a Altamira pero no sabía que había una réplica que se podía visitar. Tomo nota de ello. Ya nos contaréis, si visitáis las cuevas, que os han parecido. A nosotros nos encantó.

  • Mamen .4 Marzo, 2015.Responder

    Estupendo post, casi parecía que estaba allí

    • (Autor) migueldisperso .6 Marzo, 2015.Responder

      Gracias Mamen!!!! Era la intención!!!! Me alegro que te haya gustado. Un saludo

  • Fernanda .7 Marzo, 2015.Responder

    Increíble!, poner tu mano sobre la pintura de otra mano de hace miles de años, lo que demuestra es que el ser humano, más allá de las divisiones, siempre ha sido uno!, Saludos vijeros!

    • (Autor) Miguel .11 Marzo, 2015.Responder

      Muchas gracias por el comentario!!!! Pero es verdad, cuando el ser humano se pone a crear puede ser maravilloso, lástima que no siempre sea así.
      Un saludo

Nos interesa mucho saber que piensas :)

Vuelta a la tortilla Blog de viajes y cosas bonitas . Todas las fotos, ilustraciones y videos son hechas por nuestras propias manos. Si quieres utilizar alguna escríbenos, ayudemos a crear un mundo más amable :)